AUGC denuncia la falta de personal en los GREIM


16/08/2016

Recate del GREIM con helicoptero del servicio aereo de la Guardia Civil Recate del GREIM con helicoptero del servicio aereo de la Guardia Civil

Recientemente finalizó el XXXI Curso de montaña de Candanchú para los últimos seis guardias civiles de montaña y un oficial, sin previsión que haya otro curso para 2017.

Encadenando rescates sin descanso, sin personal, en instalaciones que no reúnen las condiciones mínimas es como en la actualidad realizan muchos de los servicios los guardias civiles de montaña.

Un ejemplo de esta precariedad del servicio a la ciudadanía es el GREIM de Mora de Rubielos (Teruel), con un solo guardia civil de Montaña de los tres que hay destinados, ya de por sí un despropósito, ya que uno se encuentra de vacaciones y el otro de baja por una operación.

Lo que resulta incomprensible es que desde la propia Jefatura de Montaña y de la DGGC, se recomiende que el grupo mínimo de montañeros que acuda a la montaña sea de tres personas, para que en caso de accidente uno pueda asistir al accidentado y el otro pida ayuda, y que sin embargo el propio equipo de rescate de la Guardia Civil de Mora de Rubielos no cuente con el personal mínimo para atender las incidencias de un posible rescate, con las garantías más básicas de seguridad para el accidentado y rescatadores.

Otro ejemplo lo tenemos en Pamplona (Navarra), donde actualmente el GREIM viene prestando servicio de guardias combinadas con horario continuado de presencia de mañana y tarde, quedando sin embargo el horario nocturno en periodo de localización, lo que supone dos cuestiones:

- Falta de personal de personal para mantener estos horarios de presencia.

- Instalaciones de la Comandancia no habilitadas para estancias prolongadas.

Esta Unidad del GREIM debe cubrir cada día el servicio con escasos tres componentes de guardia combinada, siendo la plantilla actual de nueve en Pamplona y de cuatro en Roncal. A lo anterior habría que descontar los componentes de vacaciones, bajas, etcétera. El personal debe hacer malabares para conciliar la vida laboral con la familiar y además estar en condiciones físicas máximas para prestar el servicio al ciudadano.

Estas instalaciones donde prestan servicio de guardia de presencia no cumplen con la normativa actual de riesgos laborales, existiendo ya un informe del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales ratificándolo, por lo que los guardias deben permanecer durante diez horas en unas instalaciones:

- Sin ventilación.

- Climatización consistente en un ventilador, teniendo en cuenta que actualmente hay más de 40º en el exterior,

- Sin baño.

- En unas sillas de oficina, salvo un sofá viejo que ha proporcionado el jefe de la Comandancia a tal fin.

- Sin lugar para cocinar, tampoco existe microondas para calentar comida, ni nevera, aunque se puede comer en el bar de la comandancia que cierra los domingos.

Simplemente lamentable e indigno para un equipo de rescate que requiere las máximas condiciones y del que se espera un estado de reacción impecable.

Estos profesionales de élite de la Guardia Civil en rescates en montaña se encuentran con unas condiciones laborales pésimas en dedicación plena, disponibilidad permanente, con una jornada laboral que no ha tenido en cuenta la escasez de personal, preparación y el medio en el que desarrollan su trabajo, a ello se unen instalaciones deplorables e indignas y sin expectativas de nuevos cursos ni aumento de plantillas.

Desde AUGC nos preguntamos hasta dónde piensa llegar la DGGC arriesgando la seguridad e integridad, ya no de estos especialistas, sino de aquellos ciudadanos y ciudadanas que confían en la atención más especializada de una institución como el GREIM.

 

Whatsapp
Noticias relacionadas:

Comentarios

    bravo por la denuncia

    Creado el 16/08/2016 a las 23:52 por Angel
No se permiten más comentarios.