El Ministro deja caer que puede haber nuevos recortes en las nóminas de los guardias civiles en los próximos meses


01/02/2017

Juan Liébana, secretario nacional de Relaciones Institucionales de AUGC, atiende a los medios en presencia del diputado de Ciudadanos Miguel Gutiérrez. Juan Liébana, secretario nacional de Relaciones Institucionales de AUGC, atiende a los medios en presencia del diputado de Ciudadanos Miguel Gutiérrez.

El Ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha respondido hoy en el Congreso a la cuestión planteada por el Grupo de Ciudadanos acerca de la precaria situación salarial de la Guardia Civil, y en concreto a la situación creada en las nóminas de enero por un error contable que ha llevado a muchos agentes a cobrar una cifra mucho menor a la que les corresponde, con detracciones de hasta mil euros.

En este sentido, cabe recordar que AUGC, con el apoyo del resto de asociaciones profesionales con representación en el Consejo de la Guardia Civil, ha forzado la convocatoria de un pleno extraordinario sobre este asunto, que deberá ser fijado próximamente por el Ministro, y en el que los representantes de los guardias civiles le pedirán explicaciones por la nefasta gestión llevada a cabo por la Dirección General. Precisamente hoy, invitados por Ciudadanos, ya han estado presentes en la tribuna del hemiciclo representantes de las distintas asociaciones.

El Ministro ha achacado la crisis de las nóminas a un error contable generado en 2014, cuando se modificó el Régimen de Prestación de Servicios y hubo que readaptar el sowfware del sistema administrativo. Ahora, ha afirmado Zoido, ya se ha solucionado el problema.

Sin embargo, ninguna disculpa ha salido de la boca del Ministro hacia los guardias civiles que han sufrido la merma de sus nóminas de enero, con el consiguiente quebranto para sus economías familiares. Es más, haciendo gala de una insólita prepotencia, ha asegurado que, de acuerdo a la Ley, podría haber retraído en algunos casos toda la nómina de los trabajadores.

Es decir, que en lugar de reconocer el perjuicio causado por la alteración de la nómina de más de 45.000 guardias civiles (el 60% de la plantilla del Cuerpo), Zoido se muestra condescendiente con estos y les advierte de que la situación podría haber sido aún peor. De esto se deduce, además, que en los próximos meses podrían volver a producirse recortes en las nóminas de muchos trabajadores del Cuerpo. A esta cuestión, entre otras muchas, deberá responder a las preguntas de AUGC en el próximo pleno extraordinario.

Además, El responsable de Interior ha negado que las diferencias retributivas entre la Guardia Civil y la Policía Nacional alcancen el 30%, y ha achacado a la existencia de “estructuras diferentes” la distancia salarial entre ambos cuerpos. También ha añadido que “buscará la homologación” salarial.

Por su parte, el diputado de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez, ha anunciado que su grupo va a presentar de manera inmediata una moción para que se debata y se vote en el Congreso en un plazo de quince días aspectos diversos relacionados con la precariedad que sufren en salarios, medios y derechos los guardias civiles.

Para AUGC, los hechos acontecidos con las nóminas de enero demuestran lo que esta asociación ya denunció en su día: la Orden General es totalmente incomprensible por los destinatarios de la misma, algo que origina que estemos ante una norma totalmente irregular.

Es de resaltar que no estamos ante el caso de unos guardias civiles que, tras cobrar de más, guardan silencio “por si cuela” y ahora deben devolver el dinero, ya que los agentes no sabían si les pagaban de más o de menos. Prueba de ello es que, de los 45.696 afectados, a 27.643 se les había pagado de menos y no habían reclamado al no enterarse. ¿Cómo puede ser que una norma no sea comprensible por las personas a quienes se dirige?

Pero más importante si cabe todavía es el por qué la Dirección General actuó como lo hizo. ¿Cuál es el motivo de retirar de las nóminas el dinero de los guardias civiles sin advertirles antes de ello y darles opción a alegar o, al menos, ser previsores de que les iba a llegar ese descuento? ¿Qué norma ampara tal proceder? ¿Qué criterio han seguido para eso? Esperamos las respuestas del Ministro y de la Dirección General en el pleno extraordinario que están obligados a convocar próximamente

Whatsapp
Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ojo, están volviendo a repasar los datos extraidos de sigo, con el SGIR, en concreto han realizado correcciones en los datos de abril 2015 supuestamente regulados. Lo razonable es no poseer cada uno sus propios datos de servicios realizados, pero al menos se dispone de los datos de sigo; y aunque el sistema de retribuciones es complicado, se pueden comparar datos entre lo extraído y el SIGO con la nómina. Si consideramos la cantidad de datos que esto supone es de prever datos erróneos en SIGO, los cuales en la mayoría de los casos se pueden comprobar con otros sistemas, como el de gestión de recursos humanos. Mi consejo es que comprobéis los datos de SIGO-servicios y si está mal solicitéis su corrección.

    Creado el 01/02/2017 a las 16:52 por Juan Manuel

    Errores sigue habiendo seguro. Pues, sigue habiendo casos que no se han regularizado correctamente. El más enrevesado es el correspondiente al ICREM ya que en una modificación del descanso semanal se puede comprobar por el afectado, pero en una modificación de un servicio nombrado, ni los administradores SIGO de las unidades lo pueden hacer. Si los afectados no llevan su propio control de esto, nunca se podrá comprobar con posterioridad si se percibido de menos por modificaciones del servicio nombrado.

    Creado el 09/02/2017 a las 20:06 por Pedro
No se permiten más comentarios.