AUGC organiza en Málaga una jornada formativa sobre el delirium agitado, un nuevo reto policial


25/05/2017

Los representantes de AUGC organizadores del curso. Los representantes de AUGC organizadores del curso.

Los guardias civiles siguen formándose ante la carencia de medios y recursos que la administración en este caso la propia Guardia Civil les niega con demasiada frecuencia.

Ayer día 24 la Asociación Unificada de Guardias Civiles en Málaga junto con la Federacion de AUGC en Andalucía celebró una jornada de formación a la que asistieron más de 60 Guardias Civiles malagueños y policías Locales de Torremolinos que se desarrolló en el centro cultural Pablo Ruiz Picasso de Torremolinos cedido gratuitamente por el Ayuntamiento de esa localidad.

Dentro del trabajo policial diario los agentes se encuentran con demasiada frecuencia ante casos desconocidos que requieren su intervención en materia de seguridad ciudadana pero que a la vez deben ser tratados como de salud pública.

Las actuaciones de los cuerpos policiales con sujetos que sufren el síndrome de Delirium agitado o Excited Delirium Síndrome se han incrementado en los últimos años y todos estos casos son complejos y controvertidos ya que a veces los medios de comunicación no tratan adecuadamente la noticia por desconocimiento y los agentes son criticados sin razón, motivo o desinformación puesto que algunas veces el resultado de la intervención es una muerte.

Una persona con este síndrome sufre un estado de excitacion mental y fisiológica caracterizado por gran agitación, hipertermia, hostilidad, fuerza excepcional y resistencia sin aparente fatiga todo ello a consecuencia de una descarga adrenérgica masiva tras un consumo de cocaína y alcohol que acaba como un cuadro de muerte súbita. Este fenómeno es poco conocido tanto por las FCSE como por los propios sanitarios de los servicios de urgencias y al acudir a esta intervención las personas que lo protagonizan exteriorizan conductas agitadas y confusas afectando a la seguridad ciudadana debiendo en casi todas las intervenciones ejercer el uso de la fuerza para reducir o inmovilizar al sujeto para ser tratado por los servicios sanitarios pero que esta acción de fuerza durante la reducción del paciente supone un peligro mayor para el desenlace de muerte súbita y por tanto genera una controversia con las familias y la sociedad en general.

Para conocer este síndrome se ha realizado esta jornada de formación en la que intervinieron Rafael Castro Guardia Civil licenciado en Criminología, Francisco González Guardia Civil Seguridad Ciudadana de Nerja y los Doctores Fernando Martín Cazorla, Forense patólogo del Instituto de Medicina Legal de Málaga y Valentin Ramos Medina Jefe del servicio de patología forense de Málaga. Los agentes han adquirido pautas básicas pero fundamentales para tratar desde el inicio de la actuación especialmente que estos casos una vez identificados deben ser tratados como una urgencia médica no de ámbito penal.

 

 

Whatsapp
Noticias relacionadas:

Comentarios

    Ningun comentario disponible

No se permiten más comentarios.